Jane Austen nació en 1775 en Hampshire en plena campiña inglesa y el interés que su obra sigue despertando hoy en día muestra la vigencia de su pensamiento y la influencia que ha tenido en la literatura, el cine y muchos ámbitos más, incluyendo lecciones, desde mi punto de vista, sobre marketing inbound.

Austen nos ha dejado obras enormes como Orgullo y Prejuicio, Emma o Sentido y Sensibilidad, pero también otras menos conocidas, aunque no por eso menos importantes como Persuasión o Lady SusanEn muchas ocasiones se ha tachado a su obra de aburrida, boba y romántica, le han buscado las vueltas para extraer sermones morales y sin duda la podemos considerar como una de las mejores feministas encubiertas de todos los tiempos, con heroínas que han sabido, desde lo cotidiano, desafiar el statu quo como ahora se supone que debe hacerse.

Pero interpretaciones a parte, aquí os dejo 5 lecciones que Jane Austen nos deja desde su obra que podemos aplicar perfectamente al marketing inbound:

1. "A veces la importancia se paga demasiado cara"
Elizabeth Bennet. Orgullo y prejuicio.

La premisa principal del marketing inbound es pon a tu cliente en el centro de todo. Y cuando digo "de todo" es verdaderamente DE TODO.

Olvídate de tu empresa cuando interactúes con ellos salvo para ayudarles a resolver los problemas que ellos tienen y que puedes ayudarles a resolver.

Cuando nos presentamos totalmente enfocados en nosotros mismos, pensando -en nuestro egoísmo- que gracias a alabar nuestras virtudes nos van a comprar más, estamos caminando por la senda equivocada. Debemos cambiar el enfoque y pensar menos en nosotros y más en quienes necesitan la ayuda que podemos ofrecer.

2. "No parecía haber pobreza de ninguna clase, excepto en la conversación..."
Sentido y Sensibilidad.

¿Hace cuánto que no hablas con tus clientes? Hablar de verdad, no solo a través de una encuesta que lances en tu perfil de Facebook o de los likes que tiene tu story de Instagram.

¿Hace cuánto que tu comunicación a través del email se ha reducido a notificar a tus leads y clientes tus últimas novedades o promociones sin centrarte en lo que ellos quieren/necesitan?

Si la respuesta a esta última pregunta es "realmente hace mucho" o "la verdad, no le he dado importancia", es momento de plantearte pensar en una estrategia de cultivo de leads (el famoso lead nurturing) que incluya una comunicación fluida que les entregue el mensaje adecuado, en el momento justo y a través del canal más conveniente.

Guía de Crecimiento Digital &COInbound.

3. "Ah!, pero el tiempo crea muchos cambios"
Persuasión

Evolución, evolución y más evolución. Los clientes ya no están esperando a que tu lleves tu producto a las tiendas o les expliques las bondades de tus servicios. Ahora sus búsquedas son activas, les gusta estar informados y la carrera hacia los primeros puestos en el ranking de Google es cada vez más difícil.

Solo entendiendo las motivaciones de tus clientes/potenciales clientes y en qué punto se encuentra en el viaje del comprador podrás ofrecerles información de calidad que merezca realmente estar en los primeros puestos de resultados y ayudarte así a diferenciarte de tu competencia y convertirte en la mejor opción que los clientes puedan decidir tomar.

Solo evolucionando tu posicionamiento digital, y más concretamente, tu sitio web para adaptarse a las necesidades en constante cambio de tus clientes/leads podrás mantener el ritmo, y la mejor manera de mejorar continuamente esto es a través de la metodología Growth Driven Design que aplicamos a nuestra manera de crear sitios web y que puedes conocer aquí en profundidad.

4. "La vanidad (...) conduce a todo tipo de travesuras".
Emma

¿En qué métrica basas tu tasa de éxito con respecto a la estrategia digital de tu negocio?

La única métrica que se debería tener en cuenta son los ingresos, así que ¿qué ingresos te está generando tu posicionamiento digital?

Las agencias de marketing convencionales, a diferencia de los equipos de crecimiento, tienden a presentar mes tras mes, trimestre tras trimestre, informes llenos de métricas aparentemente favorables: altos niveles de tráfico, gran enganche en social media contado a través de infinitas interacciones con vuestra publicaciones, etc.

Estas con las llamadas vanity metrics o métricas vanas y realmente son KPIs muy traviesos, que no muestran la realidad tal y como debería ser: con resultados de negocio visibles en modo de ingresos.

5. "Mi buena opinión, una vez perdida, está perdida para siempre"
Fitzwilliam Darcy, Orgullo y prejuicio.

Muchas veces las empresas centran sus esfuerzos en adquirir nuevos leads y clientes y, una vez conseguidos, pasan a un segundo plano. Por supuesto, esto es un error. 

Dar una atención al cliente de calidad no solo nos va a llevar a venderles más a esos mismos clientes, sino que nos convertirnos en referencia para ellos y ellos se convierten en grandes evangelistas de nuestra marca, nuestros productos y/o nuestros servicios.

Ah, y no olvidemos nunca que una mala crítica por parte de un cliente descontento no es un problema, sino una oportunidad de mejora que el cliente nos están dando. Y es muy probable que, esa crítica bien gestionada se convierta en la mejor referencia que podamos desear.

Reserva cita con &COInbound.

Comments